Va un hombre a comprar el regalo de navidad a su hijita a una juguetería y echa un vistazo a las Barbies. Le pregunta a la dependienta:

- Señorita, ¿Cuánto vale esta Barbie Superstar?
- Cuesta 30€
- Ah, muy bien. ¿Y la Barbie Divorciada?
- Bueno, esta cuesta 300€ caballero.
- ¿Cómo? ¿Y por qué es tan cara?
- Porque trae la casa de Ken, el coche de Ken...