Una señora que acaba de estrenar un sombrero y se encuentra a una amiga:
- ¿Te gusta mi sombrero nuevo? ¿Verdad que me favorece y me quita diez años por lo menos?
- Puede ser, ¿cuántos años tienes?
- Treinta.
- No mujer, digo sin descontar los que te quita el sombrero...!