Internet está lleno de peligros, trampas y virus ocultos. Protegerse de estas amenazas a veces no resulta fácil y además de contar con un buen software antivirus, no está de más saber de antemano si una página web que vamos a visitar está libre de riesgos para nuestro equipo informático o nuestro dispositivo. Vamos a enseñaros de qué forma podemos acceder a un informe de seguridad de las páginas web que visitamos para saber de antemano si podemos exponernos a algún peligro.
El motor de búsqueda Google trata de actualizar sus bases de datos a diario para ofrecer a los usuarios la información más precisa en el menor tiempo posible. Muchas veces al introducir una búsqueda, podemos apreciar algún enlace que nos lleve directos a los datos que queremos consultar en la página web de origen, pero la visita a dicha web puede no ser la mejor idea.
Para evitar infecciones de malware o robos de información y datos, tenemos a nuestra disposición una sencilla herramienta de Mountain View que nos ahorrará problemas: elInforme de Transparencia de las webs. Para usarlo, tan solo hay que escribir en la barra de nuestro navegador lo siguiente:
Y sustituir “paginawebsospechosa.es” por la URL del sitio sobre el cuál queramos hacer la consulta de seguridad. Si todo ha ido bien nos avisará de que el sitio no es peligroso con un mensaje como el que podéis ver en la imagen. Además, también nos detallará cuando fue la última vez que se llevó a cabo una comprobación sobre la página y datos sobre donde está alojada.

El peligro no siempre desaparece al entrar a una web segura

Los datos que ofrece Google en su informa de transparencia hacen referencia al análisis recientemente efectuado por el robot de Google que chequea las páginas con cierta frecuencia. Como ya hemos visto en el pasado, la navegación segura ha levantado ciertasdudas sobre algunas webs de P2P ya que se marcaban las páginas como peligrosas, cuando los webmasters cercioraban que no era así y lo achacaban a la presión de la industria del copyright.


Pero a pesar de entrar en una página web segura, es posible que en su interior se hayan publicado archivos recientemente o bien se muestren publicidad o enlaces que sí que escondan algún tipo de malware, por lo que conviene extremar las precauciones en todo momento si hablamos de un sitio de poca confianza que no solemos visitar.