El técnico del Sevilla se muestra satisfecho de la eliminatorio y alaba al celta, que "está haciendo una gran temporada"


El entrenador del Sevilla FC, Unai Emery, se mostró "muy contento" tras conseguir el pase a la final de la Copa del Rey y aseguró que se trata de un "reconocimiento al trabajo" del equipo, además de explicar que prefiere jugar la final "en China" antes que en el Camp Nou.

"Esta final significa el reconocimiento al trabajo del equipo. La Copa del Rey es un objetivo, un lugar en el que sentir esa felicidad de hacer un camino donde puedas estar en ese punto último que es una final. Existía esa sensación en el Ramón Sánchez-Pizjuán de que se quería algo grande", reconoció el técnico sevillista.
"Estoy satisfecho de las eliminatorias y en especial de esta, el Celta está haciendo una gran temporada y ha sido muy eliminatoria competiva y un partido duro y más al terminar como hemos terminado, peleando cada balón cuando teníamos un 2-2 en el marcador, eso es lo que más me gusta", explicó Emery tras el empate en Balaídos.
Respecto al juego, el de Hondarribia aclaró que fue "un partido muy tenso". "Jugábamos contra la presión ambiental y en esas circunstancias hay que tener mucho equilibrio. El equipo lo ha tenido, pero desde el minuto 1 al 90 había que tener esa exigencia de mantenerse en pie, estable, de no tener disputas y eso te aleja por momentos de competir porque estás expuestos a facilidad de tarjetas y faltas", comentó.
Por otro lado, preguntado por el escenario de la final, la cual jugarán con el FC Barcelona el 21 de mayo, Emery dijo que prefiere cualquier opción al Camp Nou. "Estamos en la final, que es lo importante. Aparcaremos el choque hasta la fecha, espero que no sea en el Camp Nou, prefiero que sea en China a que sea en el Camp Nou, no creo que caigamos en la injusticia de que sea allí, sería darle todavía más ventaja".


"Iremos donde la afición del Sevilla más cómoda se encuentre", resaltó Emery, al tiempo que recordó el encuentro de la Supercopa del inicio de temporada. "Hicimos unas cosas bien y otras mal, nos marcaron cinco pero marcamos cuatro aunque no sirvió para nada. Buscaremos un equilibrio, pero en su momento lo trabajaremos, tenemos muchas cosas en el camino importantes", apuntó.
"Necesitamos al equipo con todas su fortaleza ante Las Palmas y luego empezamos la Europa League, donde queremos tener recorrido y defender con orgullo y con todas nuestras fuerzas el título", manifestó Emery que se refirió a la expulsión de N'Zonzi una vez terminado el encuentro. "Steven se ha quedado fastidiado y parece que el árbitro le ha sacado otra tarjeta. Pero siempre digo lo mismo, aquí tenemos que ayudarnos entre todos. El árbitro debe tener un equilbrio que nunca le llegue a lo personal y había que tener tranquilidad ahí en todas las partes", finalizó.