Te vendo un caballo.
Y yo, ¿para qué quiero un caballo vendado?.