Dos amigas, charlando:
A mi hijo le hemos puesto gafas.
Vaya, qué nombre más raro