En una noche de bodas, un padre le aconseja a su hijo catalán:


Cuando llegues al hotel, entras con tu mujer en brazos "porque el catalán es fuerte".
La tiras a la cama, "porque el catalán es orgulloso".
Te quitas la ropa, "porque el catalán es guapo". Y después ya sabes...
Al día siguiente, el padre le pregunta al hijo:
-Hijo, ¿hiciste todo lo que te dije?
- Sí padre, la cogí en brazos porque el catalán es fuerte, la tiré a la cama porque el catalán es orgulloso, me quité la ropa porque el catalán es guapo, y después....


me hice una paja porque el catalán es INDEPENDIENTE.