Uno de los efectos de emborracharse, es que nos deshidrata en gran medida, a parte de intoxicar nuestro cuerpo, así que una vez nos levantamos con esa odiada resaca, es muy importante volver a hidratarse con agua y zumos, los cuales también ayudaran a desintoxicar nuestro organismo.

Comer verduras verdes, como la alcachofa, la escarola, la endivia, la achicoria, el cardo o el brócoli, los cuales son desintoxicantes, y os ayudara a pasar antes la resaca, y a reducir sus efectos.

Uno de los efectos de la resaca, son las náuseas, si es vuestro caso, podéis tomar jengibre por ejemplo en te o fresco.

Es sabido, que el hígado es el órgano que más sufre cuando bebemos alcohol, pues bien, tomar un poco de zumo de limón nos ayuda a remineralizar nuestro cuerpo, devolviéndonos así todos esos minerales que hemos perdido por culpa del alcohol, además de aumentar a acidez en nuestro cuerpo lo cual es una de las causas por la que nos sentimos débiles y con dolor de cabeza, y en este problema, también nos ayudara el limón.

El zumo de naranja, también es un gran aliado contra las resacas debido a su alto contenido en vitamina c.

Podéis tomar infusiones depurativas como cardo mariano, diente de león, menta, cola de caballo… que ayudan al hígado a desintoxicar vuestro organismo.