Pregunta el marido a la esposa:
- ¿Qué harías si me tocara la lotería?
Esposa:
- Me quedaría con la mitad, me separaría de ti y me iría de casa.
Marido:
- Muy bien. Pues me han tocado 12 euros; toma tus 6 y ¡hala!, a freír espárragos.