Un hombre va a cobrar un cheque y el cajero que lo atiende le dice:
- Muy bien… ¿Como quiere el dinero?
- ¡Con desesperación!