Estados de necesidad. O simple caradura Los mismos que llevan a agudizar el ingenio y, en ocasiones, a la miseria moral. Pensemos en una madre que fingi que su hija de siete aos padece cncer para conseguir recaudar dinero. De este modo, estaf tanto a conocidos como a gente annima por Internet por lo que ha sido condenada por explotacin de una menor.







Foto: Juanita Garca hizo creer a algunos conocidos que su hija de siete aos padeca cncer para conseguir dinero./Telepgraph.com


La picaresca no es privativa de nuestro pas. Ni mucho menos. Eso demuestra el caso de Juanita Garca, que tiene 43 aos y reside en Texas (EE.UU). Hizo creer a algunos conocidos que su hija de siete aos padeca cncer para conseguir dinero. La mentira lleg hasta tal punto que, Garca le rap la cabeza a su hija y empez a pedir ayuda para pagar los "caros medicamentos" a travs de las redes sociales.
Segn cuenta el diario Telegraph, la Polica de Texas empez a investigar la posible estafa despus de recibir una denuncia de los Servicios de Proteccin al menor. Fue entonces cuando descubrieron que en unos anlisis recientes que se le haban realizado la joven no presentaba ningn cncer y que haba sido la propia madre la que haba difundido, tanto a personas de su propio entorno como por Internet, que su hija tena un cncer terminal que acabara con su vida en pocos meses.

Juanita Garca ha sido condenada por explotacin de un menor y tendr que hacer frente a una fianza de 10.000 dlares. Adems, la Polica ha dado a conocer este hecho para que las personas que dieron su dinero a esta supuesta buena causa puedan recuperarla y para advertir al resto de la sociedad de este tipo de actos fraudulentos.