- Arriba las manos, esto es un atraco, ¿tiene algo de valor?
- Nada de nada. ¡Soy un cobarde!