Después de unas semanas de parón vuelve la Champions League para afrontar los dos últimos partidos de la fase de grupos. Informaciones de última hora señalan que Movistar tiene decidido pujar por los derechos de la fase de eliminatorias, a partir de octavos de final, algo que tenemos que desmentir ya que la negociación sigue igual sin cambios. Todo son meras especulaciones y ambas compañías conocen la postura de la otra a la perfección.

Quinto martes de Champions League y el tema de Movistar sigue en boca de todos. Pese a que el asunto no ha avanzado nada desde hace muchas semanas, algunos medios se han encargado de publicar informaciones sobre el supuesto plan de la operadora para hacerse con los derechos al terminar la fase de grupos. El último ejemplo lo encontramos en el Diario Gol, quien señala que Movistar tiene pensado retomar las negociaciones a partir de octavos y se ha marcado el 17 de febrero como fecha máxima para dejarlo todo atado.

Todo sigue igual

La realidad es que todo sigue igual desde hace semanas y no hay cambios en las posturas de ninguno de los dos. Movistar se mantiene firme en su idea y sólo apostará por la Champions League si Mediapro rebaja sus pretensiones económicas. Si esto sucede, el acuerdo se podría firmar mañana mismo. No es cuestión de esperar a octavos, cuartos o semifinales, todo está estancado en el apartado económico. Además, para Movistar cada vez valen menos los derechos a medida que avanza la competición.
Por su parte, Mediapro se mantiene también en su postura y planteó en su momento una oferta cuyo montante Movistar no está dispuesto a asumir. Mientras tanto, ha conseguido acuerdo para retransmitir beIN Sports a través de YouTube e incluso desde la aplicación oficial del Real Madrid. Estas son las opciones a día de hoy junto con Vodafone, Orange y Telecable.

En resumen, Movistar no tiene pensado retomar las negociaciones para poder ofrecer a sus abonados la Champions League a partir de octavos. Es falso que sea un objetivo prioritario a conseguir a cualquier precio y antes de una fecha concreta, en este caso, el 17 de febrero. Como hemos dicho ya en el artículo, las posturas están claras y la cuestión económica prima por encima de todo.

adslzone