La tarta de zanahoria es hoy en día probablemente uno de los postres más emblemáticos de la cocina norteamericana. Sin embargo, es un postre originario de Europa, donde los cocineros mezclaban vegetales dulces en sus bizcochos como sustitutivo barato de las nueces y otros frutos secos. Alguna de las primeras recetas que se conocen es inglesa y data del año 1699, pero recetas similares se conocen en todas partes Los emigrantes a América se llevaron sus recetas, y la versión que hoy conocemos se conoce por primera vez en un recetario de 1929. Se ha convertido como decíamos en una tarta famosísima, tanto que tiene su propio día para conmemorarla, el 3 de febrero. Esta receta que traemos es de las más clásicas.



Ingredientes

275g de harina
400 gramos de azúcar (pueden mezclarse 300g de azúcar blanca y 100g de azúcar moreno)
20g de canela molida
7g de jengibre, pimienta de jamaica, nuez moscada o clavo, o bien una mezcla a partes iguales de jengibre y nuez moscada.
20g de levadura
10g de bicarbonato sódico
10g de sal
325g de aceite de girasol u otro aceite vegetal que no de sabor
4 huevos grandes (unos 200g), ligeramente batidos
20g de extracto de vainilla o 1 Cc. de vainillina
400g de zanahoria cruda rallada

Opcionalmente, podemos añadir a la masa 150g de pasas o dátiles picados o 120g de nueces, nueces o nueces pecanas machacadas.

Ingredientes para el recubrimiento de crema de queso:

455g de queso para untar tipo Philadelphia
170g de mantequilla en pomada
15g de extracto puro de vainilla o 1 Cc. de vainillina
30g de zumo de limón, 40g de nata o de nata agria o 15g de licor de naranja (opcional)
1 pellizco de sal
340 de azúcar glas, tamizado

¿Cómo se hace?

Poner una bandeja en el horno en su parte inferior y precalentar a 180ªC (160 si es horno con ventilador o e convección). Frotar un molde con mantequilla y espolvorear con harina el molde que se vaya a usar para la tarta.

Tamizar juntos harina, especias, levadura, bicarbonato y sal. En un bol grande mezclar huevos y azúcar. Añadir al bol el aceite y la vainilla, y una vez mezclados estos igredientes añadir la mezcla de harina.

Añadir las zanahorias a la mezcla, y si se va a añadir algún ingrediente más (pasas, nueces, etc...) es el momento de hacerlo también.

Resultará una masa ligera, que añadiremos al molde o moldes que vayamos a utilizar. Poner al horno entre 30m y 1 hora, dependiendo del tamaño del molde. A partir de 25m, pinchar con un palillo o borcheta el centro de la tarta, y sacar cuando salga limpio.

Sacar del horno y dejar enfriar en el molde unos 15m, y después desmoldar y enfriar del todo sobre una rejilla (al menos hora y media). Para conservar, envolver en plástico cuando haya enfriado y se mantiene en la nevera hasta una semana.

Para servir, cubrir con la crema de queso completamente. Si hemos hecho la tarta en varios moldes par apilarlos, recubrir cada capa antes de apilar la siguiente.

Se puede decorar con zanahorias hechas de mazapán o goma, o como se desee.