Aquí va otra original receta que combina estupendamente el sabor del coco y de la fresa. Todo con una preciosa presentación.




Ingredientes

Para las cupcakes:

200 gramos de harina
1 y 1/2 Cp. de levadura química (teaspoon)
110 gramos de mantequilla sin sal (conviene sacarla de la nevera 4 o 5 horas antes)
200 gramos de azúcar glas
2 huevos L
1 Cp. de extracto de vainilla o vainillina
120 ml de leche (entera o semidesnatada)
60 gramos de coco rallado
Para el buttercream de fresa:
185 gramos de mantequilla (conviene sacarla de la nevera 4 o 5 horas antes)
220 gramos de azúcar
1 Cp. de concentrado de fresas (por ejemplo este de Home Chef )
Un poco de colorante alimentario rojo o rosa (opcional, y cantidad según el gusto del pastelero)

Para la decoración:

Coco rallado para espolvorear

¿Cómo se hace?

Se precalienta el horno a 180 grados centígrados. Mientras tanto, se bate la mantequilla en la batidora hasta que quede una crema. En ese momento, se añade el azúcar glas hasta que queden totalmente mezcladas. Se añaden los huevos, uno por uno, sin dejar de batir, para que se adhieran a la mezcla poco a poco; y se incluye el extracto de vainilla. Se baja la velocidad de la batidora para añadir la harina y la leche, previamente tamizada, en el siguiente orden: un tercio de harina, la mitad de la leche, un tercio de harina, la otra mitad de la leche y, por último, la harina restante. Se bate bien la mezcla hasta que quede homogénea. Por último, se añade el coco rallado y se mezcla bien.

En la bandeja de cupcakes, preparamos las cápsulas y rellenamos con la masa 2/3 de cada una de ellas. Se hornea durante 18-20 minutos o hasta que introduzcamos un palillo y salga limpio.

Mientras se hornea, comenzamos con el buttercream. Se mezcla la mantequilla con el azúcar a velocidad media hasta que quede una mezcla blanquecina y suave. Entonces se añade el concentrado de fresas y se bate hasta que quede totalmente incorporado (para esto, es probable que sea necesario ayudarse con una espátula de silicona). Por último, si se desea, se introduce el colorante para que dé un color más intenso a la mezcla, a gusto del repostero. Se introduce la mezcla en la manga pastelera y se reserva.

Cuando las cupcakes estén listas, se sacan del horno y se dejan durante 3 minutos dentro de la bandeja. Pasado ese tiempo, se colocan sobre una rejilla enfriadora (o sobre una rejilla colocada sobre dos soportes para que quede al menos 1 centímetro entre la rejilla y la superficie lisa) y se dejan hasta que estén totalmente frías. Entonces, se decoran con el buttercream de fresa al gusto, y se espolvorea un poco de coco por encima de las cupcakes. ¡Listas para comer!