El pan es un alimento ancestral que ha tenido y tiene un papel fundamental en la dieta diaria de muchas culturas. Y es que además de su indiscutible valor nutritivo, el pan puede ser simplemente un alimento delicioso. Su elaboración, aparentemente sencilla, está llena de pequeños misterios que lo hacen casi mágico. En su versión más simple, el pan no es sino una mezcla de harina, agua, sal y levadura cocidos en un horno.



Ingredientes

Pan básico:

320 ml de agua tibia
1/2 Cp. de sal
500 gr de harina o de harina de fuerza
20 gr de levadura fresca o 1 Cc. de levadura granulada
Pan básico a partir de masa prefermentada:
Para la masa prefermentada:
120 ml de agua tibia
200 gr de harina, preferentemente de fuerza
1 Cc. de levadura en polvo o 10 gramos de levadura fresca
Para el resto de la receta:
200 ml de agua
300 gr de harina
1 Cc. de sal
Pan básico a partir de un poolish:
Para el poolish:
200 gr de harina normal o harina de fuerza preferentemente
200 ml de agua tibia
1 Cc. de levadura en polvo o 10 gramos de levadura fresca
Para el resto de la receta:
300 gr de harina, preferentemente de fuerza
120 ml de agua
1 Cc. de sal

¿Cómo se hace?

Pan básico en el horno: empezaremos por la receta más sencilla de pan. Para ello, si usamos levadura fresca, la disolveremos en un vaso con un poco del agua que requiere la receta. En un cuenco, añadimos la harina y la sal y las mezclamos. Añadimos agua poco a poco y mezclamos (con la mano o con un tenedor) para que se vaya incorporando. Añadimos la levadura disuelta en el vaso (o la levadura granulada) y amasamos hasta que nos quede una masa homogénea y que no debe pegarse a nuestros dedos. La ponemos en el cuenco y tapamos con un paño húmedo. Dejamos fermentar durante 3 o 4 horas en un lugar de la casa tibio. Durante este tiempo la masa casi duplicará su volumen.

Pasado este tiempo, sacamos la masa del cuenco y la volvemos a amasar unos 5 minutos. Con el trabajo perderá parte del volumen que ha ganado pero no tiene importancia. Volvemos a hacer una bola con la masa, la volvemos a cubrir con un paño y la dejamos reposar y fermentar otras 2 horas.

Horneado: Precalentamos un horno a 180 grados. Le damos a la masa la forma que queramos que tenga nuestro pan, lo ponemos sobre un una superficie de horno, si puede ser antiadherente y le hacemos los cortes típicos de las barras con un cuchillo bien afilado. Metemos en el horno y horneamos 50 minutos. No abrir nunca el horno durante este tiempo para evitar que se enfríe su interior y se ?baje? nuestro pan. Pasado ese tiempo sacamos el pan del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Si te saliera una corteza de pan demasiado seca y dura, es que tu horno pierde demasiada humedad. Se puede contrarrestar este efecto metiendo durante la cocción en el horno un cuenco resistente al calor con agua dentro. Cuidado que el agua romperá a hervir y puede desbordarse por lo que el cuenco debe ser lo bastante grande.

Pan básico en máquina de pan: meter todos los ingredientes en la cubeta en el mismo orden en el que salen en el listado. Arrancar el programa de pan básico (mirar manual) y esperar a que termine. Retirar el pan en cuanto acabe y dejar enfriar una hora sobre una rejilla.

Pan básico a partir de masa prefermentada:
Preparamos la masa prefermentada el día anterior mezclando todos los ingredientes de la misma hasta hacer una bola que no se pegue. Se deja reposar a temperatura ambiente entre 1 o 2 horas y luego se conserva en la nevera hasta el día siguiente en un cuenco tapado con papel de plástico.

Al día siguiente, sacamos la bola de masa de la nevera un par de horas antes de preparar el pan. Luego la mezclamos con los otros ingredientes que faltan (harina, agua, sal) y amasamos durante 5 minutos. Cubrimos con un paño y dejamos subir durante al menos una hora. Pasado este tiempo, volvemos a amasar otros 4 minutos. Luego, seguiremos el proceso de horneado del pan básico descrito arriba. Antes de hacer esto, si queremos podremos también retirar una bola de masa de unos 200 gramos para meterla en la nevera y usarla como masa prefermentada para el día siguiente para hacer más pan. En caso de quitar este trozo de masa, el pan que horneemos hoy será más pequeño por lo que tendremos acortar el tiempo de horno unos 5 minutos.

Pan básico a partir de poolish:
Preparamos el poolish mezclando los ingredientes correspondientes en un cuenco con la ayuda de un batidor de mano. Dejamos reposar y fermentar 4 horas. Saldrán muchas burbujas en la superficie del poolish. Pasado este tiempo, añadimos el resto de ingredientes, amasamos bien sobre la mesa durante 7 minutos. Dejamos reposar cubierto con un paño una o dos horas. Volvemos a amasar 4 minutos y seguimos a partir de aquí las instrucciones de horneado del pan básico.