Deliciosa receta de salchichas vienesas. Como la mayoría de salchichas alemanas se cocina al vapor lo que hace que se conserve muy bien en la nevera. Luego, a la hora de comerla se puede volver a calentar al vapor o se puede freír.



Ingredientes

950 g de carne de vaca fría de la nevera
600 g de carrilleras de cerdo fría de la nevera
350 g de hielo picado
35 g de sal
2 g de sal nitro (medir bien o ante la duda no poner)
9 g de azúcar
2 Cp. de cebolla deshidratada en polvo
5 Cp. de pimienta blanca molida
2 Cp. de nuez moscada
1 Cp. de sal de apio
1 Cp. de semilla de cilantro molido
5 Cp. de pimentón dulce
1 Cp. de glutamato monosódico
Tripa de cordero o de cerdo de 40 mm

Utensilios

Picadora de carne con accesorio embutidor

¿Cómo se hace?

Picamos la carne de vaca con el disco fino y la de cerdo con el intermedio. Enfriamos bien las carnes guardándolas protegidas con plástico en la nevera durante unas horas.

Ponemos la carne de vaca picada en en un cuenco grande y añadimos todos los ingredientes reservando la mitad del hielo picado. Amasamos con vigor y medimos la temperatura de la mezcla. Debería estar muy fría, cercana a 4 grados. Si no lo estuviera añadimos más hielo picado. Añadimos las carrilleras picadas y mezclamos otra vez.

Inmediatamente y con la mezcla todavía muy fría podremos embutir. Podemos dejar las salchichas en la nevera un día o proceder directamente al cocinado al vapor. La salchicha estará lista cuando su interior alcance 70 grados. Se enfrían y se conservan en la nevera.

También es posible ahumar en frío (sin superar los 60 grados) esta salchicha antes de cocinarla al vapor.