Hacienda somos todos.[Los paganinis de siempre el Rato no] Incluidos los coches adquiridos mediante el Plan PIVE. En las siete ediciones que acumula de rodaje, el programa de incentivos creado por el Gobierno para impulsar el sector de la automoción y retirar de la circulación los vehículos viejos, ha permitido apoyar la adquisición de 900.000 vehículos en todo el país (más de 282.000 personas en 2013). Casi un millón de personas que -según la letra pequeña- deben incluir esta subvención en su declaración de Renta. Muchos, sin embargo, no lo hicieron. Y el problema llega ahora, cuando la Agencia Tributaria revisa con lupa la situación de los contribuyentes para que se pongan al día con los pagos. Los últimos en recibir el temido requerimiento han sido los contribuyentes que se acogieron al plan PIVE en 2013 (los 282.000 citados anteriormente) y no incluyeron esta subvención en su impreso. Hacienda les ha enviado una carta a todos ellos recordándoles que deben tributar por dicha ayuda de 1.000 euros para comprar un automóvil como ganancia patrimonial en el IRPF y que al no haberlo hecho en plazo deben presentar una declaración complementaria sujeta a recargos que pueden llegar al 15% de la cuota a tributar. Sumando ambos conceptos -lo que debían pagar inicialmente más la penalización- dicha cuantía puede superar los 700 euros -en función de los ingresos de cada propietario de vehículo.

La estimación la han realizado los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), quienes recuerdan que depende del tramo del IRPF en el que se encuentre cada contribuyente y de la comunidad autónoma en la que resida así será el importe que deban abonar al Fisco. En el caso de Andalucía, hasta unos ingresos de 17.707 euros deberá pagar 247,5 euros como tributación. Sin embargo, aquellos que no lo hicieran en el ejercicio correspondiente deberán sumarle 37,13 euros del recargo del 15% por presentarlo fuera de plazo (lo que eleva el total a los 284,63 euros) . En el caso de rentas de hasta 33.000 euros la tributación asciende a 300 euros más otros 45 de recargo (total: 345). La cifra llega hasta los 400 euros para unos ingresos de hasta 53.407 euros, a los que hay que sumar 60 euros de recargo (total 460).