Hace unos días anunciamos que la huelga de contratas de Telefónica estaba próxima a su fin con un acuerdo que iba tomando forma. Finalmente, se han zanjado los puntos en común para mantener la estabilidad de ambas partes y sus intereses durante tres años más. En este acuerdo, como se esperaba, se contemplan aspectos como la vigencia del mismo, las garantías para los empleados, la productividad y el nivel de subcontratación.
Han sido varias semanas de tensión para los operadores de telecomunicaciones afectados, entre ellos Telefónica, sus usuarios y, cómo no, empleados y sindicatos. Todas las partes involucradas han cedido para acercar posturas por un interés común, lo que finalmente ha concluido con el acuerdo que da fin a la huelga de contratas. Las diez contratas han suscrito el acuerdo, así como los dos sindicatos -UGT y CCOO-.

El aumento de los salarios ha sido uno de los aspectos pactados, así como la aplicación de los Convenios Provinciales del Metal para contratistas y subcontratistas. De esta forma, la polémica que ha envuelto al sector de las telecomunicaciones durante las últimas semanas llega a su fin. Quedan desconvocados los paros programados para los días 6 y 7 de mayo y desde los sindicatos subrayan que “hasta ahora no había en el sector ningún tipo de convenio de referencia y que, a partir de ahora, aplicará tanto en el caso de las contratistas como de las subcontratistas”.
Alivio para los clientes de varios operadores de telecomunicaciones

Aunque se ha destacado con mayor medida el impacto sobre la telco Telefónica, no han sido sus clientes los únicos afectados. A Orange también le ha afectado, como podemos leer en el foro en ADSLZone, y muchos clientes no han podido contratar los servicios NEBA. Otros, por su parte, quedaron “en tierra de nadie” en su portabilidad de fijo y móvil, manteniendo el fijo a la espera del fin de la huelga ya concluida.