Receta fácil para 4 personas y preparada en unos 30 minutos.



Ingredientes

- 4 unidades de cuello de cordero
- 32 hojas de menta fresca
- 4 cucharadas de mostaza antigua 4 cucharadas de salsa worcester
- 4 cucharadas de salsa de soja
- 8 cucharadas de aceite de oliva
- sal
- pimienta
- 700 ml de agua
- maizena express (opcional)
Cómo hacer chuletas de cordero a la menta
Deshojamos la menta y picamos la mitad de las hojas, la otra mitad la emplearemos para guisar el cordero.
Cogemos cada unidad de carne de cuello de cordero y los cortamos por la mitad longitudinalmente, como si fileteáramos. Esta tarea se la podemos encargar al carnicero que nos lo hará mejor.
Salpimentamos los trozos de cordero.
En una sartén con un poco de aceite de oliva, marcamos el cordero y retiramos del fuego y colocamos todos lo trozos de carne en una bandeja de horno.
Seguidamente untamos el cordero con la mostaza antigua, añadimos la salsa de soja y worcester así como el resto de hojas de menta sin picar, agregamos el agua.
Cocemos durante 90 minutos a 160º en el horno, y vamos girando los trozos de cordero para lograr una cocción uniforme.
Pasado este tiempo, subimos a 180º, dejamos entre 30 y 40 minutos de cocción más, para que dore por arriba, sin mover los trozos.
Emplatamos repartiendo 2 porciones regadas con la salsa de cordero de la bandeja del horno y opcionalmente con un poco de puré de patatas con brócoli.
CONSEJO
Si vemos que la salsa resultante de la cocción del cordero está muy líquida, tomar un bol, añadir 2 cucharadas de maizena con un chorrito de agua, remover bien y agregar a la salsa de cordero, dejar 5 minutos más en el horno, ojo sólo la bandeja, sin el cordero!