A la carcel por conducta obscena en la biblioteca




Una universitaria que grabó un vídeo subido de tono en una biblioteca podría ser condenada a pagar una multa o ir a la cárcel.
Esta estudiante universitaria de Estados Unidos llamada Kendra Sunderland podría enfrentarse a pagar una multa o ir directamente a la carcel por grabar un video en la biblioteca de la universidad un tanto erótico y provocativo.
Kendra, se grabó mientras se tocaba durante 31 minutos en plena biblioteca de la universidad de Oregon y despues tuvo la genial idea por así decirlo de publicarlo en youtube.
Las imágenes pronto se convirtieron en un fenómeno viral entre los alumnos de la Universidades, lo que llevó rápidamente a la detención de la joven.