Un ladrón le dice a otro:
-¡No sabes lo orgulloso que estoy de mi hijo!
-¿Va a seguir con la tradición familiar?
-Sí.
-¿Y cómo va a empezar?
-Dando un mitin.