Fallece el abuelo a los 95 años.
El nieto va a dar el pésame a su Abuela de 90 y encuentra a la anciana llorando: la abraza y la consuela.

Un rato después, cuando la nota más calmada, el nieto aprovecha y le pregunta:
-Abuelita, ¿cómo murió el abuelo?...
- Fue haciendo el amor, le confiesa la mujer.
El muchacho le replica que las personas de 90 años o más no deberían tener sexo porque es muy peligroso.

Pero la abuela le aclara:
- Lo hacíamos solamente los domingos, desde hace cinco años, con mucha calma,
al compás de las campanas de la Iglesia,
"ding"para meterlo, "dong"para sacarlo...
-Y que paso abuela?, le pregunta el nieto....

-¡¡¡ AY, HIJO !!!
¡¡¡PASÓ EL DE LOS HELADOS CON LA CAMPANILLA!!!