Mojar la carne hace que esta pierda sangre por lo que quedará más seca.

El pescado se conserva mucho mejor en el refrigerador o nevera si lo envolvemos en un trapo húmedo.

Después de freír pescado para que no quede el olor en la cocina, se quema una hoja de
laurel.

Las carnes quedarán más sabrosas y blandas si antes de adobarlas o guisarlas las frotamos con limón.

Para rebanar la carne en tiras delgadas: congela parcialmente y se cortará fácilmente.

Un asado con hueso se cocinará más rápido que un asado sin hueso ya que el hueso lleva el calor al interior del asado más rápido. Eso sí, se debe cocinar mucho más tiempo por el lado del hueso.

Es importante dejar reposar un asado de carne vacuna, cordero, cerdo o aves de corral – un rato antes de cortarlo; eso permite que los jugos regresen a la carne.

Cuando esté asando carne a la parrilla, la carne obtendrá un mejor sabor echando al fuego una ramita de romero o tomillo.

Para marinar carne dura, use vinagre para ablandar la carne. Mezcle vinagre en partes iguales con caldo tibio o aceite de cocina. Marine la carne por una hora antes de cocinarla.

Quiere que su carne dure más en la nevera? y no adquiera mal olor, pues antes de llevar a la nevera o refrigerador úntela con aceite vegetal y notará sus efectos.