Una vez la maestra estaba escribiendo en la pizarra y se le cae la tiza. Se agacha a recogerla y, como tiene una minifalda, los alumnos se ríen. La maestra dice:
- Quien haya visto algo estará suspendido.

Mira a uno y le pregunta:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi las pantorrillas.
- Un mes suspendido! Fuera!

A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi los muslos.
- Dos meses suspendido! Fuera!

A otro estudiante:
- Tú, ¿qué has visto?
- Yo vi una parte de una nalga.
- Tres meses suspendido! Fuera!

A Jaimito:
- Y tú, Jaimito, ¿qué has visto?
- Bueno, chicos, nos vemos el año que viene...