Cómo configurar varios monitores en tu Mac


Trabaja con dos monitores simultáneamente o duplica la pantalla de tu equipo Mac para trabajar con mayor comodidad o para poder ver fotos y vídeos más grandes y con más calidad. Así se configuran varios monitores en tu Mac.






1: Aprovecha tu equipo

Si la pantalla de tu Macbook se te ha quedado pequeña o simplemente quieres trabajar utilizando dos monitores a la vez para aprovechar mejor el espacio, siempre cuentas con la posibilidad de conectar un monitor externo adicional para, o bien configurarlo como una pantalla extendida o bien duplicar el contenido que aparece en la que pantalla estás usando.
Además, por si no lo sabías, cuentas con una serie de herramientas para calibrar el monitor de una manera rápida y sencilla y así obtener una calidad óptima de la imagen en esta nueva pantalla. Para configurar varios monitores en tu Mac, sólo tienes que seguir unos sencillos pasos.

2: Pantalla extendida o duplicada

En primer lugar, decide qué uso quieres darle a tu monitor adicional: como pantalla extendida o como duplicada.
Pantalla extendida

Si lo que necesitas es incorporar un monitor adicional, lo que tienes que hacer es configurar la pantalla extendida en el ordenador. Para ello, asegúrate de que el segundo monitor está correctamente conectado a tu ordenador. Después dirígete a Preferencias del sistema, selecciona Pantallas y ajusta la resolución integrada manualmente en la pestaña Pantalla.
Si lo prefieres, puedes configurar el ajuste automático marcando la opción Recomendada para la pantalla.
A continuación, haz clic en Alineación para ver el orden en el que se están mostrando las pantallas y la altura a la que se encuentran una de otra. Por defecto, la pantalla principal será la externa y la secundaria la integrada. Si quieres modificar este orden, pulsa sobre una de las pantallas y arrástrala hasta el lugar que prefieres que ocupe.
Una vez ajustado, verás en el monitor externo la pantalla extendida y podrás desplazar hasta ella las ventanas y elementos que quieras. En caso de que no encuentres alguna ventana, puedes agruparlas para que se muestren en la principal haciendo clic en el botón Reunir ventanas .

Pantalla duplicada

Si, por el contrario, queres configurar varios monitores en tu Mac lo que quieres para trabajar con mayor comodidad en un monitor externo, o ver imágenes o vídeos a mayor tamaño, lo que tienes que hacer es duplicar tu pantalla para ver los mismos elementos que están presentes en el monitor integrado.
Para configurar esta modalidad, dirígete a la pestaña Alineación de Preferencias del sistema, Pantallas, y marca la casilla Pantallas duplicadas. La imagen se fundirá a negro en los dos monitores, y segundos después podrás ver el mismo contenido en las dos pantallas.

3: Calibra la pantalla

Ahora que ya has elegido el uso que quieres darle a tu monitor adicional, llega el momento de calibrar la pantalla para que la imagen que se muestre sea lo más parecida a la realidad.
Configura la gamma

Para optimizar la visualización en tus monitores, es recomendable crear un perfil ColorSync personalizado realizando un calibrado, el cual te permitirá mostrar los colores lo más parecido posible a los de las imágenes originales. Para iniciar este calibrado, haz clic en la pestaña Color del apartado Preferencias del sistema, Pantallas, selecciona en la columna de la izquierda el perfil que te gustaría configurar y luego haz clic en el botón Calibrar.

Después, pulsa en el botón Continuar de la ventana de introducción para comenzar el calibrado. En el siguiente paso, tienes que seleccionar la Gamma que desees obtener para la pantalla, que se trata de una corrección que determina la oscuridad con la que se ven los tonos medios en tu monitor. La estándar que se utiliza en Mac es la Gamma 2,2, pero también puedes seleccionar Gamma 1,8 si consideras que así se ve mejor. Por último, pulsa sobre el botón Continuar para avanzar al siguiente paso.
Determina el punto blanco

Otra característica que puedes configurar es el tono en el que se muestran los blancos. Por defecto está marcado el punto blanco nativo, pero puedes elegir entre otros: amarillento cálido, neutral o azulado frío.
Por otra parte, si lo prefieres puedes ayudarte del selector cromático para seleccionar manualmente el que te parezca más adecuado. Una vez que te hayas decidido, haz clic en Continuar para avanzar al siguiente paso.

Para terminar, introduce un nombre para asignarle al nuevo perfil escribiéndolo en el campo de texto de Nombre del proceso de configuración y pulsa en Continuar.
Si lo has hecho todo bien, en la ventana Conclusión verás un mensaje que te indica que se ha creado el nuevo perfil satisfactoriamente y que a partir de ahora se utilizará como el perfil por omisión