Estas medidas forman parte del programa inmediato del primer ministro griego para hacer frente a la crisis humanitaria.

Ha anunciado una subida progresiva del salario mínimo hasta los 751 euros y una paga de navidad a los jubilados que cobren menos de 700 euros de pensión.

Además, volverán a sus puestos de trabajo las personas cuyos despidos violaron la leyes, como limpiadoras ministeriales, guardias escolares o funcionarios.

También ha anunciado un plan de reforma de las administraciones públicas con reducciones del gasto en seguridad, aviones o coches oficiales.

Ha rechazado que quieran una extensión del rescate, sino un "crédito puente hasta concluir las negociaciones para un programa de crecimiento".


Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2371...-15&xts=467263