Cariño, cuando cumplamos nuestras bodas de plata te voy a llevar a Cancun. - Y cuando cumplamos las de oro? - Quien sabe, lo mismo te voy a recoger