tecnologia/ Día 04/02/2015

Expertos en seguridad advierten de los primeros casos de aplicaciones y fraudes bajo la etiqueta de programas para utilizar el servicio de mensajería





La posibilidad de chatear desde un ordenador era una función muy demandada por los usuarios de WhatsApp, principal aplicación de mensajería instantánea. Pero al calor de su impacto han comenzado a aparecer los primeros fraudes y posibles vulnerabilidades.

Expertos en seguridad informática han detectado los primeros casos de ciberdelincuencia. Bajo el nombre de «WhatsApp para PC», ha comenzado a propagarse códigos maliciosos («malware»), que pone en riesgo los ordenadores y deja abierta la posibilidad de robo de datos e información personal, según desvela el blog «Securelist».
Mediante aplicaciones falsas en la que se solicitan por ejemplo el número de teléfono, los ciberdelincuentes captan a sus víctimas que desean utilizar la versión para web de WhatsApp sin reparar a que se trata de espacios no autorizados.
Países como Brasil ya han comenzado los primeros casos de «spam» y troyanos, capaz de extraer los datos bancarios de las víctimas. Además de esto, se han dado otros casos de software espía (de gran propagación en la comunidad de hispanohablantes) o páginas falsas (extendidas en países árabes).