A un guardia urbano de la de ciudad de Carmanthen, Gales, le está saliendo cara la broma que llevó a cabo hace unos días. El policía decidió pegar una multa en la tapa de un contenedor de basura porque éste se encontraba, supuestamente, bloqueando el camino ya que pisaba la doble línea amarilla de la calzada.
A raíz de esta bromista notificación, el guardia urbano está siendo investigado ya que el encargado de seguridad de Carmarthenshire ha afirmado algo que, sin ser nosotros cuerpos de seguridad, sospechábamos:"No es posible multar a un contenedor de basura o nada que no esté motorizado". Y es que por lo visto esta gente no destaca por su buen sentido del humor porque el encargado de seguridad agregó que "A pesar de que fue un incidente con humor, nosotros tomamos este tipo de cosas muy en serio y hemos iniciado una investigación sobre la conducta de este oficial".

El suceso fue presenciado por más de un transeúnte. Uno de ellos declaró que fue "muy bizarro" ver al oficial de tráfico ponerle una multa a un contenedor de basura por mal estacionamiento.
Un poco exagerados los cuerpos de seguridad de Gales, ¿verdad?