20MINUTOS. 28.01.2015 - 12:00h

Cinco años de análisis han llevado a un grupo de astrónomos de las universidad de Texas (EE UU) y Szeged (Hungría) a un sorprendente hallazgo: cómo un agujero negro gigante desgarra una estrella antes de engullirla.

En enero de 2009 el telescopio Rotse IIIb captó un evento extremadamente brillante. En un principio, la luminosidad del acontecimiento les llevó a pensar que se trataba de una "supernova superluminosa" (la categoría de explosiones estelares más brillante conocida) y el equipo buscó otros episodios similares como parte del Proyecto de Verificación de Supernova Rotse (RSVP).

Los astrónomos, que llamaron al evento 'Dougie', se dedicaron entonces a buscar la galaxia anfitriona de la supuesta estrella, que sería demasiado débil para ser vista por el telescopio.

Durante la investigación encontraron que el telescopio Sloan Digital Sky Survey había trazado una galaxia débil en la ubicación de Dougie, y continuaron las observaciones con el telescopio Keck en Hawai, que apuntaba a una galaxia a 3.000 millones de años luz.

Estas deducciones significaban que 'Dougie' tenía un hogar y sólo quedaba encontrar el motivo de la explosión luminosa. Los expertos tenían cuatro opciones: que se tratara de una supernova superluminosa; la fusión de dos estrellas de neutrones; un estallido de rayos gamma; o un evento de interrupción de marea, que es cuando una estrella se va distorsionando a medida que se acerca al agujero negro central de su galaxia anfitriona.

Un acontecimiento nunca visto

Para reducir estas posibilidades, los científicos observaron a 'Dougie' bajo la luz ultravioleta con el telescopio Swift en órbita y en diferentes espectros desde la Tierra.

Finalmente, utilizaron modelos informáticos de cómo se comporta la luz de los diferentes procesos físicos posibles que podrían explicar a 'Dougie'.

En detalle, este evento luminoso no se veía como una supernova y también se descartó que se tratara de las fusiones de estrellas de neutrones y los estallidos de rayos gamma.

"Cuando descubrimos este nuevo objeto parecía similar a las supernovas, pero cuando seguimos la variación de luz, nos dimos cuenta de que era algo que realmente nadie había visto antes. Descubrir que era probablemente un agujero negro supermasivo comiéndose una estrella fue una experiencia fascinante", ha apuntado el responsable de este trabajo, Jozsef Vinko.

Otro de los científicos, J. Craig Wheeler, ha explicado que existe una idea teórica de cómo es un evento de interrupción de marea. La enorme gravedad del agujero negro tira de un lado de la estrella más que del otro, por lo que acaban rasgando una parte de ella.

En el trabajo, publicado en The Astrophysical Journal, los expertos explican que la estrella no cae directamente en el agujero negro, sino que, por lo observado, forma un disco primero. "Pero el agujero negro está destinado a tragar la mayor parte de ese material", ha apuntado Wheeler.

Aunque se ha visto anteriormente cómo agujeros negros se tragan una estrella, este caso destaca porque en sus imágenes muestran la materia estelar perturbada y cómo esta genera tanta radiación que el agujero negro se estaba ahogando con la materia que cae tan rápidamente.

En base a las características de la luz de 'Dougie', y sus deducciones de masa original, el equipo ha determinado que comenzó como una estrella similar al Sol, antes de ser destrozada. Sus observaciones de la galaxia anfitriona, junto con el comportamiento de 'Dougie', les ha llevado a conjeturar que el agujero negro central de la galaxia tiene una masa "bastante modesta" de alrededor de un millón de soles.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2359...-15&xts=467263