-Yo cuando me ducho me relajo.
-Yo también.
-¿Sí, verdad? Pues a ver si te relajas más a menudo.